Inicio DIY DIY Pinturas de cera de Star Wars

DIY Pinturas de cera de Star Wars

por Noelia
3 comentarios

Este fin de semana Leia cumplió seis añitos (!) y como ya he hecho otros años he preparado unos detalles para el cole inspirados en Star Wars haciendo un guiño a su nombre y como una pequeña broma que tenemos en casa. El caso es que a ella curiosamente le encanta – porque si no evidentemente haría otra cosa – y ahora además los peques andan revolucionados con la saga debido al bombardeo por parte de Disney así que es muy actual.

Los dos años anteriores hice las galletas de mantequilla y fondant que ya compartí en su día en el blog pero este año me apetecía hacer algo poco a poco y no meterme un atracón los dos últimos días así que pensé en darle otra vez uso al molde de darth vader que tengo y que usé en su día para hacer chocolatinas. Hoy os traigo mi experiencia haciendo uno de los DIY clásicos desde comienzos de Pinterest: ceras de colores con formas divertidas hechas con moldes de silicona.

No es un DIY demasiado original, habréis visto mil versiones de él pero sí que me ha llamado la atención al ponerlo en práctica que no es tan sencillo como parece, es trabajoso y tiene sus pequeños trucos -sobre todo cuando te pones a hacer más de 50 pinturas- y por eso me he animado a hacer este post explicando algunas cosas que me encontré al hacerlo y que normalmente no se explican.

Si os apetece quedaros un ratito por aquí y leer mi pequeña odisea con las pinturas de cera… ¡allá voy! :)

moldes-silicona

Cómo hacer pinturas con moldes de silicona y no morir en el intento.

Los materiales que utilicé fueron:

> Crayones de colores o pinturas con base de cera *
> Moldes de silicona de repostería: uno de darth vader y otro de stormtroopers.
> Un tarro de cristal (tipo mermelada)
> Palitos de madera
> Cuchillo

* Las pinturas o crayones podéis encontrarlas fácilmente a un precio muy asequible. Las mías son de la marca Carioca y derriten muy rápido. Sobre la cantidad que necesitáis dependerá un poco de la profundidad de los moldes de silicona -las figuras de star wars que escogí llevan un montón de cantidad comparado con otros- pero para rellenar mis seis espacios del molde necesitaba aproximadamente 14-16 pinturas.

1) A tope de Crayones.

Una vez que tenéis stock de pinturas tenéis que decidir si queréis hacer las pinturas multicolor o por grupos de colores. Yo decidí agruparlas: naranjas y rojos, azules claro-oscuro-morado, el negro-marrón, blancos y amarillos y al fundirlas quedan muy homogéneas ya que tienden a quedar del color más oscuro.

crayones

2) Cortamos las pinturas.

Después de derretir unas pocas me di cuenta de que era mejor cortarlas en transversal, finas, que queden como lascas de pinturas. Así derriten mucho mejor y ahorramos tiempo – que si vais a hacer una tanda grande de ellas se agradece-.

crayons-cortar

3) ¡Hora de fundir!

Bien, aquí hay un montón de métodos. Meterlas en el horno directamente con el molde de silicona, usar el microondas como me comentaban en Instagram y luego está por la que me decidí yo: al baño maria.

Metemos las lascas de color en un tarro de cristal y lo ponemos al fuego en una cacerola mediada de agua. Al poco de romper a hervir el agua empezará a derretirse la pintura, en menos de cinco minutos. Removemos con un palito de madera para acelerar el proceso y que no quede grumos. Tened preparado cerca el molde de silicona.

Con ayuda de una bayeta o un guante protector de horno cogemos el tarro por el borde y vertemos rápidamente el líquido en los moldes con cuidado de no derramar fuera pero si pasa no os agobiéis porque se retiran muy fácil esos sobrantes.

pinturas-trituradas-crayones

En este punto aprendí por ensayo-error que lo más eficiente es que una vez vertido el líquido en los moldes nos pongamos unos guantes de goma y usemos el agua hervida aún caliente para limpiar el tarro de cristal – con cuidado de no quemarnos-. Si usáis el agua del grifo aunque sea caliente la pintura cuajará dentro del cristal pero si usáis el agua hirviendo quedará perfecto con un par de pasadas (¡y un estropajo al que no le tengáis demasiado aprecio!)

Si lo hacéis en plan industrial con varios tarros de una sentada y no pensáis reutilizarlos entonces podéis ahorrar este paso :)

4) Secado y desmoldar.

Aunque la parte superior de la pintura la veáis cuajada las pinturas tardan en secar aproximadamente 45-60 minutos. Tocad por debajo del molde antes y notaréis que está caliente o tibio y que por tanto el núcleo de la pintura probablemente no esté duro.

Y ahora llega el tema del molde de silicona: si escogéis formas algo elaboradas o con detalle como los míos cada uno tendrá su truco ya que las pinturas en las zonas que son finas parten fácilmente. En mi caso, el vader hay que presionarlo arriba y en el “cuello” para no tocar los bordes del casco que es su zona más débil; los stormtroopers son más duros pero hay que tener cuidado con los dos círculos de la zona de la boca. Aquí es un poco ensayo-error.

moldes-silicona

5) Repetir y repetir hasta tener tantas pinturas como queráis.

pinturas-crayon-vader

Envolviendo para entregar como detalle.

Cuando terminé todas las pinturas me di cuenta de que no había pensado cómo presentarlas ya que si las metía en una bolsa sin más iban a quedar bailando y lo más probable es que rotas así que me acordé del sello de Vader que hice en su día para el alfiletero y lo estampe en una cartulina y recorté la silueta.

Después, como se me acabó la cinta de doble cara hice la versión cutre de doblar en círculo un celo y ponerlo detrás de las pinturas lo justo para fijarlas a la cartulina. Puse una pintura de cada molde y con colores que contrastaran.

packaging

Las metí en una bolsa de celofán y enrosqué la parte de arriba, puse una piruleta pequeña y cerré con un washi tape ancho. Corté el extremo en dos picos por eso de que quedase más bonito y ¡listo!

Ah, y puse una advertencia detrás diciendo que eran pinturas. Por si acaso ;)

packaging-final-crayons

Y esto es todo lo que os tengo que contar sobre las pinturas de cera y moldes de silicona (!)

Si has llegado aquí porque te gusta Star Wars, ya hemos dedicado un montón de posts a DIYs inspirados en la saga, puedes verlos todos aquí. Ya solo me queda despedirme como siempre en este tipo de posts…

¡Que la fuerza os acompañe! (y ¡feliz comienzo de semana!)

También te recomendamos

3 comentarios

pasandolopipa 14 septiembre, 2015 - 13:44

Te han quedado per-fec-tos… tan bien tan bien que no sé si animarme porque estoy segura de que no me va a salir así de pulido y me llevaré un chasco jeje.
Me encanta lo bien que lo has explicado ¡hasta cómo aprovechar el agua hirviendo para limpiar el tarro! :-D
Lo del baño maría me parece la mejor opción, siempre me ha dado yuyu cuando leo eso de hacerlo en el horno o en el micro, me da un poco de reparo por las siguientes horneadas.
Y el toque final ¡precioso!, un post redondo (la nota de no comer nunca está de más).
Si me animo te cuento ¡Besos artistas!

Reply
Noelia 14 septiembre, 2015 - 14:37

Anímate, ya verás como te quedan bien! Las mías, sobre todo las primeras, algunas me partieron un poco el casco de vader así que perfectas no están aunque den el pego en la foto ;)
Yo iba a hacerlo en el horno pero me dijeron por IG que no podía hervir porque se volvía tóxico y luego pensando en cocinar donde había hervido las pinturas me daba un poco de yuyu como a ti así que estoy contenta de haberme decidido por el baño maría.
Los peques parece que les moló así que misión cumplida jejej.
Besoss! Que tengas muy buena semana!

Reply
Manualidades: DIY con los peques | El Caballito de Mar 11 noviembre, 2015 - 11:44

[…] Fuente: aquí. […]

Reply

Dejar un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En este blog usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Esperamos que estés de acuerdo, si no ¡esperamos volver a verte pronto! ¡Si, todo OK!