Inicio Viajar Viajar: Un fin de semana en Barcelona

Viajar: Un fin de semana en Barcelona

por Lara
0 comentario

“Caminabamos por Gracia, tu vestido se movia… yo solamente pensaba en abrazarte”

Barcelona siempre ha sido y será uno de mis destinos nacionales favoritos. Lo conocí por primera vez en el año 2000 y luego mi hermana y yo nos propusimos visitarlo simpre que pudieramos, así que he perdido la cuenta de todas las veces que he ido, pero me guardo muy buenos recuerdos: he visto a U2 en el Palau Sant Jordi (en 2001 con desmayo incluido del calor), en el Camp Nou (en 2009 ¡consegui entrar en el circulo privado del escenario!), a Bon Iver en el Poble Espanyol (en 2012); he visto como la Sagrada Familia era un proyecto inconcluso y sin vistas a acabarse, a verlo ir avanzando a pasos agigantados estos ultimos años… Bff, muchos recuerdos buenos me trae recordar Barcelona.

Este año nos animamos a ir con el peque, ya que es algo más mayor y puede aguantar más caminatas (¡ja!), y cómo sólo íbamos día y medio tuvimos que escoger que visitábamos. Para ver todo lo interesante que hay en Barcelona normalmente hay que pagar, así que si vas con poco presupuesto hay que elegir.
barcelona 2016

¿Que recomiendo ver?

El barrio del born – Aunque sea simplemente pasear por sus calles, hay que visitarlo. Tiene un encanto especial, con sus callejuelas peatonales y sus tiendas y restaurantes. Además, allí encontrarás la Basílica de Santa María del Mar, protagonista del libro La catedral del mar.
La barceloneta – Caminar por el paseo de la playa (está cerca del barrio del Born, se puede aprovechar) y tomarse una cerveza mirando al mar.
La sagrada familia – No te puedes ir de Barcelona sin haber visto la Sagrada Familia, por fuera ya impone, pero por dentro hay que verla al menos una vez en la vida. La entrada cuesta 15 €.
Park Güell – Otra obra de Gaudí que no nos podemos perder. Aunque esta lejos del centro se puede llegar fácilmente en metro. Hay que caminar un buen rato para ver todo el parque (este apunte lo hago para quien viaja con niños).
Tranvia Azul – El tramvia Blau te sube hasta el tibidabo. El billete sencillo cuesta 5,50 € pero creo que merece la pena subirse al menos una vez. Y a los peques les encanta.

Como visitas opcionales aconsejo ir al Museo de Cera a horas donde no haya mucha gente. Guardo con muy buen recuerdo una visita que hice con mis cuñadas, estabamos solas y al haber ruidos pre-grabados (en la zona del ascensor) y junto con las figuras de cera pasamos un pelín de miedo y de risas. Las figuras de cera en sí no son gran cosa, pero la experiencia con sugestión incluida estuvo muy bien.

El Café de las Hadas al lado del museo de cera para mi es visita obligada siempre que voy. Una cafetería ambientada como si fuera un bosque, con ruidos de truenos, lluvia y luces que se encienden como si fueran rayos en una tormenta… muy chulo. Pero cuidado con los bolsos…

¿Donde alojarse?

En esta visita nos alojamos en el hotel Evenia Roselló, muy cerca del Paseo de Gracia. Es un hotel muy céntrico y tiene una parada de metro a menos de 500 metros, así que estábamos bien ubicados.

El hotel cuenta con parking privado (con coste), importante si vamos en coche porque para aparcar por allí la zona azul son 2,5 € la hora y los parkings de alrededor son mas caros que el del hotel, que aunque es pequeño es fácil para maniobrar.

Evenia Rosello Barcelona
La habitación familiar que nos asignaron era muy amplia, con dos camas Queen Size (Lucas encantado con una cama de metro cincuenta para él sólo), televisión de 50 pulgadas y wi-fi gratuito. En el baño hay un montón de amenities así que practicamente no hace falta llevar nada en la maleta.

Además cuenta con un minibar (de pago) con mucha variedad de productos.
Evenia Rosello
El desayuno se sirve en el restaurante que hay en la primera planta, puedes elegir desayunar dentro (con aire acondicionado, que se agradece) o en la terraza que da a una plaza con un parque infantil. Es completo y variado, acorde con la categoría del hotel, en el que destaco los minibocadillos de embutido y la bolleria que normalmente es algo que deja que desear en los hoteles, pero en este caso es de calidad. Hay para todos los gustos: tostadas, cereales, bolleria, embutido, bacon, zumos… indispensable para visitar Barcelona a tope de energía :D

Destacaría como puntos fuertes del hotel, su ubicación, su diseño y su comodidad. De los dos Evenia que he visitado (Roselló y Evenia Zoraida), los dos de diez.

Podéis buscar más hoteles en Hotel Nights, y además, ofrecen un descuento del 5% para nuestros lectores :D Utiliza el código COSASMOLONAS al hacer la reserva (válido hasta el 31 de Diciembre)

También te recomendamos

Dejar un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En este blog usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Esperamos que estés de acuerdo, si no ¡esperamos volver a verte pronto! ¡Si, todo OK!