Inicio DECO Inspiración Deco / Cuartos de jugar

Inspiración Deco / Cuartos de jugar

por Noelia
0 comentario

Lara y yo teníamos de pequeñas la que llamábamos “la habitación de jugar” y era nuestro sin duda nuestro lugar favorito de la casa . Buscando ideas de decoración últimamente me he encontrado con muchas propuestas geniales para crear una habitación que gire alrededor del juego en el sentido más amplio de la palabra, porque incluye mucho más como os cuento más adelante.

Es cierto que la zona de juego puede ser una parte de su dormitorio y que pueden tener rincones más suyos dentro de todas las habitaciones de la casa. Pero al igual que a nosotras nos encanta tener una habitación donde guardar todas nuestras cosas para nuestros hobbies – llámala despacho, craft room, taller… – a los peques les encantará tener todos sus juguetes, libros, pinturas y lugares cómodos para disfrutarlo.

Hoy, en colaboración con la tienda online de decoración SKLUM, os traemos algunas ideas para crear un espacio único para vuestros peques en donde puedan dar rienda suelta a su creatividad, jugar, leer, disfrazarse o estar con sus hermanos y amigos.

¡Esperamos que os guste!

elsies-nova-playroom playroom-elsie Fotografía: A Beautiful Mess

Las ventajas de una habitación para jugar

Si hablamos desde el punto de vista práctico las ventajas de crear un espacio dedicado al juego son dobles: por una parte los peques tienen un lugar donde saben que pueden jugar sin ningún tipo de limitación que sí pueden tener en otras zonas de la casa: no sacar más de una caja a la vez, no usar ciertos materiales como acuarelas o plastilina encima de cierta alfombra… (seguro que se os ocurre alguna norma más) y por otro lado nosotros sabemos que el caos absoluto se reducirá a una sola habitación.

Pero dejando esa funcionalidad aparte, no hay nada que invite más a un peque a dibujar, leer, jugar con sus juegos que tenerlos a la vista. Si los tenemos ordenados en armarios o en cajas se reducen drásticamente las posibilidades de que jueguen con ellos. Tenerlos expuestos en estanterías abiertas, a su alcance, el que tengan hojas de papel y pinturas siempre a su disposición u otros materiales, hará que pinten o experimenten con ellos más a menudo que si tienen que pedirnos a nosotros esos materiales.

Igual pasa con la lectura, como ya os hablé de ello: tener un rincón con libros accesibles tengan la edad que tengan los animará a pasar sus páginas más a menudo, sobre todo si ese rincón va acompañado de un lugar cómodo donde echarse o sentarse a leer.

Está claro que todo depende del tamaño de nuestro piso o casa pero quizás algunas de estas ideas os puedan ayudar a acondicionar pequeños rincones para ellos.

tazas-playroom-2 tazas-playroom Fotografías: Love Taza

El cuarto de jugar: algunas ideas para ponerlo en práctica.

1) Cualquier espacio es perfecto para un cuarto de juegos. Nuestra habitación de juego era la habitación más pequeña de la casa, pero nosotras no teníamos esa percepción. Quizás tengáis una habitación que puede reconvertirse, un altillo (con acceso seguro para los más peques), o una zona de vuestro salón si es grande.

2) El eje de la habitación será una mesa y unas sillas para que pueda dibujar, escribir y hacer manualidades. La última tendencia son las sillas y mesas metálicas de tipo industrial a juego con la paleta de colores que decidáis para la habitación. Las sillas y mesas mini son perfectas en las primeras etapas, les encanta tener algo a su altura, aunque como el tiempo pasa rápido apostaría por unas con buena relación calidad-precio pero que no se vayan mucho de presupuesto, como la línea LIX de la tienda online de decoración SKLUM, que cumplen con todos esos objetivos.

3) Usa estanterías abiertas y accesibles a su altura para colocar todos los materiales y libros. Si optáis por almacenarlo para poner algo de orden lo ideal son tarros aptos para peques transparentes para que sepan que tiene cada uno a un golpe de vista y puedan decidirse fácil. Usa el mismo criterio para colocar los juegos de mesa, o si tienen un montón de juguetes y muñecos pequeños utiliza cestas de mimbre, tela  o rejilla si ya son más mayores sin tapa.

4) Reserva una zona para la lectura. Un sofá cómodo, una alfombra mullida, cojines, o un pequeño sofá con sus libros a mano. Aunque aún estén en fase pre-lectora pueden disfrutar de sus libros de texturas y coloridos para ir creando su rutina. Rota los libros de las estanterí

5) Deja que personalicen su cuarto. Les encanta ver sus dibujos colgados en paredes, ¿qué mejor decoración puede haber para un cuarto dedicado a jugar?

6) Piensa la habitación no sólo para tus peques sino que también haya sillas, sofás o espacios en los que pueda jugar con primos, familiares o amigos.

7) Las pizarras o pizarras magnéticas les encantan ¿por qué no integrarlas en la pared? En este post os explicamos cómo.

playroom-by-emily

emily-playr Fotografías: Emily Henderson

¡Esperamos que os haya gustado las ideas del post y os haya sido útil! :)

También te recomendamos

Dejar un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En este blog usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Esperamos que estés de acuerdo, si no ¡esperamos volver a verte pronto! ¡Si, todo OK!