Inicio Reseñas Reseña / iRobot Roomba 980

Reseña / iRobot Roomba 980

por Noelia
0 comentario

¿Qué tal ha sido la entrada en el Otoño? Siendo totalmente sinceras, la rutina de toda la semana de trabajo-clase-blog deja muy poco tiempo libre por no decir prácticamente ninguno. El blog puede llegar a consumir tanto tiempo como queramos darle – casi es una jornada de trabajo más que repartimos entre Lara y yo – y que aunque nos encanta hacerlo, quita tiempo de otras cosas.

Así que cuando llega el fin de semana tienes que ponerte al menos un día con tareas tan poco apetecibles como ordenar, la colada, pasar la aspiradora a fondo o adelantar a cocinar las comidas de la semana (o como se llama ahora, batch cooking). Supongo que no os cuento nada nuevo ni sorprendente pero estas tareas después de una semana de trabajo se hacen bastante cuesta arriba aunque se hagan a medias.

Y en ese bucle estaba cuando llegó  iRobot Roomba 980. No exagero si os digo que lo puse a funcionar la primera vez y supe  que los días de arrastrar la aspiradora por la casa se habían acabado para siempre. Es cómo cuando ves una tele en color por primera vez o como cuando ves una película en 4K, ya sabes desde el primer momento que ver la tele en blanco y negro o una película en calidad normal ya no son una opción (tan) válida.

Evidentemente sigo teniendo mi rutina trabajo-clase-blog, y sigo teniendo que dedicar tiempo a las tareas del fin de semana, pero despreocuparse de una de ellas es una liberación de memoria RAM en el cerebro. Ya no tengo ese run rún de “tengo que pasar la aspiradora” porque ahora Roomba está programada para aspirar dos veces entre semana cuando no estoy en casa. Cuando llego me lo encuentro todo super limpio y las alfombras están como nuevas.

Dicho esto, os cuento un poco más los detalles técnicos de la iRobot Roomba 980, y también hemos hecho un pequeño vídeo para que la veáis en acción :)

Desembalaje e instalación.

Cuando desembalamos nuestra Roomba sólo hay que tener en cuenta dos cosas: 1) quitar cuidadosamente todas las etiquetas, como las de la batería o del depósito de basura para que la limpieza sea 100% efectiva y 2) buscar un lugar para la base pegada a una pared y sin nada delante ni a los lados para facilitar que Roomba se aparque sin problemas.

Una app, varias posibilidades de limpieza.

Una de las muchas cosas que me gustan es lo sencilla que es la app de iRobot HOME – disponible para Android e iOs- porque nos permite gestionar todo lo que tiene que ver con la limpieza de casa, supervisar todo lo hecho, nos dice el estatus de nuestro aspirador y se puede programar la limpieza en cualquier momento o desde cualquier lugar.

Es muy sencilla e intuitiva de utilizar: la descargamos, la sincronizamos con nuestra aspiradora – ¡le ponemos nombre!- y está lista para empezar a usarla.

Hay dos opciones: pulsar manualmente desde la app en el momento en que queramos que empiece a limpiar o bien programar horarios de limpieza para que arranque de forma automática. Si tenéis activas las notificaciones os dirá cuándo Roomba ha completado el ciclo de limpieza, o si hay algún problema cuál es: si se queda enganchada con alguna cosa que ha aspirado, si el depósito tiene que limpiarse o similares.

También puede activarse siempre que quieras sin entrar en la app pulsando CLEAN en el robot.

Si nunca habéis visto una Roomba en acción, una vez que le das a limpiar ella va completamente a su bola navegando por la casa y escaneando la superficie de nuestra vivienda o piso. No hace falta orientarla ni que apartemos nada de su lugar habitual ya que tiene sensores que le permiten aspirar sin tropezar.  En mi casa pensé que tendría problemas para salir de ciertos recovecos o esquinas pero la verdad es que es autónoma al 100%. A veces le toca maniobrar pero siempre lo consigue.

Estos sensores le permiten detectar también los diferentes tipos de suelo, por lo que cuando sube a una alfombra aspira con más fuerza que cuando está en parquet o en gres  – ya que reduce para optimizar el consumo de batería- proporcionando así siempre la limpieza que cada uno necesita. Esto es totalmente configurable desde la app y podemos desactivar esta funcionalidad Carpet Boost para ponerlo en modo Eco. Eso ya como nos guste y prefiramos.

irobot roomba 980

En último lugar podemos configurar si queremos que la aspiradora pase una vez o dos. Yo lo tengo para hacer doble pasada y así la casa queda 100% limpia y como lo tengo programado para cuando no estoy en casa no nos estorbamos mutuamente :)

En definitiva, como os decía al principio de la entrada estoy super contenta con mi nueva aspiradora iRobot Roomba 980 y me da un tiempo extra para hacer otras cosas como leer, escribir en el blog o descansar y que antes dedicaba en aspirar a conciencia la casa. Sin duda facilita mucho las cosas y solo puedo hablar maravillas de ella.

También te recomendamos

Dejar un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En este blog usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Esperamos que estés de acuerdo, si no ¡esperamos volver a verte pronto! ¡Si, todo OK!