Tips para viajar con sillas de paseo

por Lara
0 comentario

Siempre que llegan las vacaciones con niños pequeños en casa uno se pregunta: ¿de verdad es TAN necesaria la silla de paseo?

Cuando Lucas tenía 2 años y 9 meses e ibamos a viajar a Madrid me vine arriba y dije – Venga, no llevamos la silla de paseo. Total, aquí casi no la usa y es un rollo cargar con ella, por el metro, el tren… ¡menuda pereza!. ERROR. Caminar por Madrid con un niño tan pequeño no es la mejor de las ideas, así que el segundo día fuimos corriendo a por una silla barata para salir del paso.

Si tenéis dudas el post de hoy, fruto de la colaboración con la marca Inglesina, y basado en mi experiencia personal espero que os ayude :)

inglesina-post

¿Cuándo viajar con silla?

En el caso de que el peque use la silla normalmente o todavía no camine es (casi) de cajón que tendréis que viajar con silla, así que sólo queda saber si la silla que usáis normalmente es la mejor para viajar. A veces no lo es, os lo digo por experiencia y os lo cuento en el punto siguiente.

La duda razonable llega cuando no usa ya la silla, pero en mi opinión no os arrepentiréis de llevarla si se da alguna de estas circunstancias:

> Si el peque ha dejado la silla en la rutina diaria en los seis meses anteriores a las vacaciones porque normalmente no están demasiado acostumbrados a caminar distancias largas y tienden a cansarse enseguida. O escogéis unas vacaciones en las que apenas no os mováis o necesitaréis una silla para visitar los alrededores.

> Si el peque duerme siesta, ya sea por la mañana o por la tarde. La silla reclinable nos da autonomía y nos soluciona ese problema.

> Si a pesar de que ya hace tiempo que no usa silla vamos a un destino muy caluroso también es buena idea porque los peques se cansan más y así evitamos destrozarnos la espalda llevándolos en cuello.

¿Cómo escoger la mejor silla de paseo para viajar?

En base a mi experiencia hay cuatro pilares fundamentales:

1) Es muy importante que la silla sea ligera porque vamos a tener que cargar con ella y manipularla tanto en el coche como en el aeropuerto, plegarla, desplegarla, cargarla en la cinta transportadora o cuando viajamos en autobús o en metro también hay que subir y bajar escaleras… así que es clave que no pese mucho.

2) Reclinable. En la medida de lo posible escoger una silla que se pueda reclinar, así si los peques están muy cansados pueden dormir o descansar más fácilmente sin posturas imposibles para el cuello..

3) Fácil de plegar y si es en formato paragüas mejor. En ocasiones tendremos que ser rápidos plegando y desplegando para poder acceder a los transportes urbanos, y contra más recogida quede plegada más fácil será guardarla en el transporte, en el coche si viajamos en él, o en un restaurante o terraza.

4) Que tenga cesta debajo. No es indispensable pero no hay nada más útil que la cesta de debajo del asiento en una silla de paseo: su juguete preferido, una manta ligera o una muselina, la merienda… el souvenir que acabamos de comprar, el folleto con el mapa de la ciudad… ya sabéis, un auténtico agujero negro.

Mención aparte si hay hermanos un poco más mayores pero sin demasiada diferencia de edad que llevéis el patín acoplado que hay para complementar con sillas y carricoches y evitar tener que lidiar con turnar la silla o como en casos de extrema desesperación ir con uno en cuello del otro y hacer sufrir la silla (y al que le toca debajo) :)

¿No sabéis por donde empezar a buscar?

Una silla que cumple con todas estas características es la silla NET de Inglesina. El carricoche de Leia era de esta marca y dio un resultado perfecto desde el primer día hasta que pasó a silla ligera así que recomiendo esta marca desde la experiencia cercana.

Repasando los puntos que os he dicho la NET es muy ligera ya que pesa tan solo 5 kg, es reclinable en paragüas (y una vez plegada se mantiene en posición vertical). Como extras la capota es resistente a los rayos UVA e incluye bolsa de transporte y una correa para poder llevarla al hombro.

Espero que estos tips os ayuden a decidiros y así no tengáis que arrepentiros una vez empezadas las vacaciones de haber dejado la silla en casa :)

También te recomendamos

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En este blog usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Esperamos que estés de acuerdo, si no ¡esperamos volver a verte pronto! ¡Si, todo OK!