Categorías
Arte & Plástica

Adornos navideños para hacer con los niños

Se acerca la Navidad, esa época del año dedicada al amor en familia, la felicidad y a la celebración por lo vivido.

Es también una ocasión propicia para compartir con los niños y emprender con ellos algunos proyectos que les sirvan de entretenimiento y a la vez como estímulo para que desarrollen su creatividad e ingenio.

Por ello, te mostramos aquí algunas ideas de manualidades para que elabores adornos navideños junto a los más pequeños de la casa.

De esa forma harás de esta una Navidad inolvidable.

Pequeños árboles hechos con botones

Puedes ahorrarte algún dinero esta Navidad si te dedicas a elaborar junto a los niños tus propios adornos para el arbolito.

Además, el resultado será único y así la familia se sentirá orgullosa del esfuerzo realizado. Hacer este árbol es además un buen ejercicio para desarrollar la motricidad fina en los niños.

Un fácil y llamativo adorno es el que puede hacerse con botones de colores e hilo rojo y verde. La idea es simular la figura de un pequeño árbol apilando varios botones de diverso tamaño.

  • La base de ese árbol serían botones mucho más pequeños de color marrón.
  • Es muy fácil de hacer pues se hace un nudo en el hilo y se va ensartando cada botón para formar la figura del pequeño árbol.
  • Finalmente se hace un nudo para que los botones no se salgan y se emplea el resto del hilo para colgarlo del árbol.

Pinos con palitos de helados

Otro adorno con el cual puedes embellecer el árbol de Navidad es el de los pinos hechos con palitos de helados.

Este elemento se puede adquirir en cualquier tienda de manualidades. Los niños pueden colorearlos.

  • Se pegan tres de ellos en forma de triángulo y como base se puede emplear un trozo de otro palito de helado.
  • Ya seco el pegamento, se procede a adornarlos, con cintas, cordones, botones, telas… la imaginación es el límite para embellecer a estos arbolitos de madera.
  • En la punta se le pega una estrella con un hilo en forma de asa para colgarlo.

Tarros de nieve

Otro adorno, que también puede servir como regalos navidad, es el de los clásicos tarros de nieve. Aquellos que conocemos son los que vienen en forma esférica y que contienen un hombrecito de nieve o un paisaje nevado.

Al agitar la esfera, llena de líquido, se ve como si cayeran copos de nieve sobre las figuras. Esta versión que te proponemos es parecida.

Puedes emplear tarros vacíos de vidrio, de variados tamaños. Por la parte interna de la tapa puedes pegar los adornos que desees mostrar, como pequeñas casas, árboles, hombrecitos de nieve… Lo que quepa en ese espacio de la tapa. En el frasco, pon un poco de nieve artificial. Cierra el frasco con la tapa adornada y al voltear el frasco verás cómo la nieve cae sobre el pequeño paisaje.

Bolsas para los regalos

Una última sugerencia que te daremos es la de elaborar tus propias bolsas para los regalos para navidad. Es algo que apreciarán mucho las personas que los reciban pues con ese detalle se dice lo mucho que les importan, ya que te tomaste el tiempo para elaborar con tus propias manos algo único y especial.

Puedes seleccionar bolsas de papel, del tamaño adecuado para que quepan los obsequios que darás, y sobre la bolsa tienes un lienzo en blanco sobre el cual puedes dar rienda suelta a la imaginación. Los niños pueden emplear acuarelas, lápices y papeles de colores, en fin, todo lo que deseen para que esas bolsas queden lo más preciosas posible. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.