Cinco maneras de desconectar este verano

por Noelia
0 comentario

Estamos a las puertas del verano, una época en la que nuestra productividad tiende a bajar a mínimos históricos con las vacaciones, la promesa de viajar si vais a salir de vuestra ciudad, los horarios de verano en el trabajo, el calor que nos ralentiza y la playa o montaña que nos llama.

Sin embargo el verano también es una época perfecta para resetear la mente, para renovarnos de dentro hacia afuera y así empezar Septiembre con una nueva energía. Si leéis normalmente el blog siempre os digo que para mí ese mes que coincide con la entrada del Otoño es el momento perfecto para reorganizarme y empezar nuevos proyectos; por eso aprovechar el verano para cuidarnos y despejar la mente es una apuesta 100% ganadora.

Hoy os traemos al blog en colaboración con la cerveza San Miguel 0,0 cinco maneras de aclarar la mente, inspirarnos, y sobre todo desconectar del estrés y la rutina de los meses de pasados y emprender así un #caminoabienestar.

Es un post muy largo y personal. Son cosas que a mí me ayudan a desconectar, ¡espero que os sirvan de inspiración!

1. Propónte un mini-reto de lecturas.

Sabéis que llevo un par de años intentando leer un libro a la semana con menos éxito del que me gustaría, pero en el camino he leído libros muy interesantes que me han aportado buenos momentos y en algunos casos me han impactado y hecho reflexionar, como El cuento de la criada de Margaret Atwood que os mencioné ya en posts anteriores.

Un mini-reto de lecturas para el verano es una terapia de choque contra la hiperconexión que tenemos normalmente. Pon el móvil en modo avión, silencia durante unas horas esos grupos de whatsapp que consumen tiempo, olvídate de las redes sociales y déjate llevar mediante la lectura a otras realidades alternativas, a vivir en el cuerpo de otros otras épocas históricas, a reflexionar o simplemente pasar un rato divertido con novelas de consumo rápido.

Proponte una lista de esos libros que tenías en mente pero que nunca has encontrado tiempo, pídele a tus amigos que te presten o te digan su libro favorito de todos los tiempos, ponte al día con la bibliografía de uno de tus autores favoritos o lee los clásicos. Sea uno o doce los libros que leas, seguro que te ayudan a desconectar.

outlander

2. Explora un lugar, cerca o lejos ¡es lo de menos!

No hace falta viajar lejos para desconectar, de hecho puedes ir a un lugar que esté a un par de horas de tu ciudad y disfrutar de un día o un fin de semana fuera de la rutina y ver cosas diferentes que refresquen tu mente.

Tener un plan de viaje es buena idea pero aunque tengas días más “intensos” llenos de todo lo que quieres ver, deja alguno para disfruta de pasear por sus calles, de probar la comida autóctona, de tomar una cerveza San Miguel 0,0 mientras disfrutas de unas vistas preciosas o al lado de algún lugar destacado de la ciudad, de mirar tiendas… en definitiva: viajar con calma.

Normalmente las vacaciones suelen ser las épocas más activas en redes sociales, pero piensa que has ido allí a conocer otra cultura u otra ciudad y abrir tu mente, para inspirarte y pasar buenos momentos y fabricar recuerdos, o simplemente para descansar. Hazme caso: lleva tu cámara analógica y comparte tus mejores fotos a la vuelta si te apetece, o usa el móvil pero espera al final del día a subirlas y responder los comentarios. Mientras tanto, sólo disfruta y observa lo que te rodea .

3. Escribe un diario.

No hay nada que aclare más la mente que poner en un papel nuestros pensamientos, es un ejercicio muy sano que hay que recuperar de vez en cuando. ¿Por qué no este verano? Puede ser un diario tradicional o algo más en la línea del Bullet Journal, en donde podemos poner nuestros objetivos e ideas de forma más esquemática.

A veces nuestra mente bulle con mil ideas y uno se encuentra descentrado, no sabe cómo todas esas ideas se relacionan entre sí. Dejarse llevar escribiendo puede que haga que no tenga mucho sentido lo que escribes al principio pero verás cómo poco a poco empieza a salir a flote todo lo que estaba bajo la superficie y te sorprenderás.

¿Buscas ejercicios sencillos que te ayuden a practicar la concentración? No te pierdas estas propuestas.

desconexion-verano

4. Emprende algún proyecto DIY

Estaba claro que los DIY tendrían que salir tarde o temprano :).

Las manualidades tienen la capacidad de hacer que te abstraigas, te concentres en ellas, que el tiempo pase volando. Hay algo especial en fabricar cosas con las manos, porque de alguna manera estás dejando un pedacito de tí en esa pieza, de tu creatividad y una huella de tu personalidad. Y no sólo cuando los haces tú solo, sino también cuando los compartes con otros.

Sea cual sea tu nivel haciendo manualidades, hay una manualidad o técnica allá afuera para ti.

5. Todas las anteriores al aire libre.

¡Es verano! Hay que aprovechar los días más largos, el sol, la playa y la montaña, bañarse en el mar, disfrutar de las puestas de sol y hacerlo al máximo que después el invierno es muy largo. Hay multitud de ventajas para nuestra salud y mejora nuestro ánimo.

Todas las actividades que os hemos recomendado podéis hacerlas al aire libre y conseguiréis un doble hit combo de desconexión y bienestar. Y si además las acompañais de una cerveza San Miguel 0,0 cerraréis el círculo perfecto :)

– –

Este post es una colaboración con Cerveza San Miguel 0,0 que nos inspira y motiva a explorar lo que nos rodea y a nosotros mismos en busca del #caminoabienestar, pero tanto el texto como las opiniones son 100% nuestras. ¡Gracias mil por leernos!

También te recomendamos

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En este blog usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Esperamos que estés de acuerdo, si no ¡esperamos volver a verte pronto! ¡Si, todo OK!