Inicio LeemosReto 52 libros Retos de lectura ¿te animas con uno?

Retos de lectura ¿te animas con uno?

por Noelia
4 comentarios

¿Buscas retos de lectura para este año? En este artículo te cuento cómo conseguir tu objetivo y leer más durante los próximos meses.

He sido algo reacia siempre a ponerme objetivos de este tipo porque no veo sentido a sentir culpabilidad por un reto autoimpuesto.

Pero como durante el año siempre busco leer más, un reto puede ser el empujón definitivo incluso aunque no se cumpla totalmente. Bueno… ¡no vamos a rendirnos antes de empezar! :)

Siempre me he considerado una lectora todoterreno, nunca he despreciado ningún género – aunque la novela histórica tengo claro que no está entre mis favoritos – y he tenido mis épocas de literatura fantástica, de ciencia ficción, de bestsellers, de escritores malditos, de clásicos, de literatura juvenil…

Y en todos he encontrado alguna lectura que me ha aportado cosas

Y si no he aprendido nada al menos me ha entretenido sin más, que la lectura también sirve para eso.

Así que tienes que empezar el reto con mente abierta, y arriesgarte a leer géneros que nunca has tocado.

proximas-lecturas-2018

Cómo conseguir leer más durante el año.

Te comparto lo que he aprendido durante este tiempo a través de siete maneras que te ayudarán a dar el empujón definitivo a tus lecturas, no perder la motivación por el camino y sobre todo disfrutar mucho leyendo que es de lo que se trata.

Independientemente del número de libros que se leen, que es lo de menos.

1) Márcate un objetivo.

El primer paso es marcarse un número de lecturas para el año.

Tienes que encontrar el equilibrio entre ser realista para no desanimarte pero ir un poco más allá y desafiarte a leer más, ¡porque para algo es un reto!

En el peor de los casos no habrás llegado a cumplir tu objetivo pero no tendrás nada que lamentar.

Porque habrás leído mucho más, libros muy interesantes en la mayoría de los casos y quizás descubierto una nueva autora favorita.

Ningún objetivo que tenga libros por en medio será jamás un fracaso :)

2) Toma el control de lo que lees.

Si ya nunca enciendes la tele para “ver lo que echan” y en cambio dedicas tu tiempo a series y películas que de verdad te interesan en plataformas de streaming como Netflix, HBO o Amazon Prime ¿por qué dejarse llevar por las mesas de novedades de las librerías para escoger tu próximo libro?

Hay muchas pequeñas editoriales que publican y reeditan pequeñas (y grandes) joyas que pasan desapercibidas para el gran público.

Grandes nombres de la literatura anglosajona y en castellano que no encontrarás jamás en los destacados de las cadenas de librerías, y te perderás sobre todo a muchas autoras.

Alejarse del discurso único es difícil pero necesario, en todos los ámbitos.

Sé que hay librerías donde sí hay un compromiso de difundir otros géneros literarios, otros nombres, más allá de los más vendidos. Y a autoras. Toda mi admiración, pero lamentablemente son las menos.

No se trata de forzarse a uno mismo sino aprovechar toda la información que tenemos a nuestra disposición en internet por hacer unas lecturas más conscientes que se salgan de los discursos de las grandes editoriales, igual que hacemos en otros ámbitos.

Verás que encontrarás un montón de libros que te llamarán la atención y que (quizás) tendrás que rebuscar para encontrarlos, pero merecerá la pena.

brontechallenge

3) Haz una lista con los libros que te apetezca leer.

Y dedica un tiempo semanal a mantenerla actualizada.

Virtual o analógica, eso da igual.

La idea es tener un repositorio donde aparezcan los próximos títulos que te apetezca leer y esto te ayudará a no perder el ritmo.

El primer año que me planteé hacer un reto de lecturas iba improvisando a medida que terminaba un libro, iba a la biblioteca y miraba estanterías sin éxito.

O iba a librerías y miraba las mesas de novedades y nunca me decidía y eso hizo que la regularidad se resintiera y que al final por indecisión no leyera tanto como quería.

En mi caso utilizo dos tipos de registros:

La lista want to read de Goodreads.

Llevo un par de años utilizándola, aunque cuando navegas por esta red social acaban apeteciéndote muchos libros que aún no están traducidos – si normalmente lees en inglés no hay problema con eso- o que tienen ediciones muy antiguas que son muy difíciles y (casi) imposibles de localizar.

Así que cuando te pones a traducir esa lista en compras, encuentras ciertas dificultades y no cumple su propósito al 100%.

La lista de deseos de Amazon.

He creado una especialmente para #52libros y ahí voy añadiendo aquellos que me gustaría leer.

  • Tiene la comodidad de que puedo pedir los siguientes en un sólo clic
  • Ver si están disponibles o encargarlos aún en preventa para que vayan llegando cuando salen
  • además de clasificarlos por orden de prioridad
  • o mejor aún, compartir esa lista cuando se acercan fechas importantes :)

No sigo religiosamente estas listas, porque también me acerco a librerías o recibo sugerencias que no se encuentran en ninguna de estas plataformas (¡siempre hago caso a vuestras sugerencias!), pero es bueno saber que en caso de duda están ahí. Y es una buena manera de incluir autoras conscientemente y encontrar libros que se salen del circuito de las mesas de novedades, en las que siempre aparecen los mismos autores.

4 ) Ten siempre libros a mano.

Parece de perogrullo, pero no lo es tanto.

El segundo año que me propuse leer un número de libros determinado puse en práctica este consejo, y tenía siempre UNO preparado para cuando terminaba el anterior.

Pero me encontré con que a veces no me apetecía leerlo. Si, era de la temática que yo quería. Sí, yo lo había escogido y sí quería leerlo, pero en ese momento mi mente buscaba otra cosa.

Quizás algo más ligero, quizás otro género, quizás era demasiado parecido al anterior… así que durante este año tengo varios en la pila de pendientes listos para coger y leer, de diferentes tipos y he comprobado que los tiempos entre libros se han reducido en mi caso.

5 ) Participa en algún reto temático.

Leer y compartir lo que has leído motiva mucho.

Y participar en un reto temático puede ayudarte a conocer autores o géneros a los que nunca has llegado leyendo, sobre todo si eres lector reciente.

También podéis echar un vistazo a grupos de Goodreads, en mi caso me he apuntado a “Hijas de mary Wollstonecraft”, en donde todos los meses se escoge un libro escrito por una autora.

No siempre leo todas las propuestas pero sí que me ayuda para descubrir libros muy, muy interesantes.

6 ) Registra tu avance de lecturas.

Llevar un registro de cuántos libros estás leyendo y cuáles son ayuda un montón a motivarte para seguir leyendo más y también para llevar un pequeño control de cuán cerca o lejos estás de tu objetivo para ese año.

Para llevar el registro siempre utilizo Goodreads y su Reading Challenge porque :

  • tiene una barra de progreso y te dice el porcentaje
  • y cómo vas de tiempo en el reto
  • puede modificarse en cualquier momento
  • y puedes ver cómo van los retos de tus amigos en la red social.

Así que en mi caso va perfecto.

Otra forma (analógica) de motivarse es despejar una estantería para el reto anual e ir dejando allí todos los libros que has leído durante el año, aunque si cómo yo intercalas lecturas en kindle o préstamos de libros, quizás no sea tan efectivo.

Pero si compras la mayoría de libros verás a golpe de vista todo lo que has avanzado.

O también podéis usar nuestro imprimible gratuito de registro de lecturas.

Cómo conseguir leer más

7) Intercala libros de distintas temáticas y tamaños.

No todas tus lecturas tienen que ser Juego de Tronos o El señor de los anillos para darle sentido a tu reto, porque esas obras tan densas ocuparán una gran parte de tus lecturas del año – incluso si las tienes en segundo plano como lectura más pausada-

Y si te pasa como a mí, se cobrarán un periodo de reflexión después, para salir mentalmente de esos mundos y poder entrar en otros.

Ahí es donde entran las novelas cortas, las novelas gráficas y en mi caso la literatura juvenil porque son como ese sorbete de limón que te refresca antes de otro plato denso.

A veces este bloqueo pasa cuando menos te lo esperas, y no sólo con obras densas.

El año pasado leí El cuento de la criada de Margaret Atwood y me dejó literalmente frito el cerebro. No podía dejar de pensar en el mensaje del libro y tardé unos días en siquiera plantearme volver a empezar otro.

Así que cuando lo hice me decidí por tres libros cortos, que se movían dentro de la línea del discurso de Atwood y le daban profundidad:

Toda lectura puede aportar algo, independientemente de si es ligera o densa, si es una obra extensa o corta.

Y si no consigo el reto ¿qué pasa?

¡No pasa absolutamente nada!

Aunque he intentado el reto varias veces y no lo he conseguido, pero me he dado cuenta de que:

  • He leído veinte libros más que en el año anterior.
  • Volví a pisar una biblioteca y coger en préstamo libros, cosa que no hacía desde mis tiempos de estudiante.
  • He descubierto nuevos autores, he recibido muchas recomendaciones vuestras que me han encantado y aún tengo algunas más apuntadas para ponerme con ellas.
  • Se ha despertado el antiguo amor que tenía por los libros en general, y me he sorprendido muchas veces pasando tiempo en librerías, hojeando novedades y leyendo solapas y aumentando mi lista de deseos.

También me ha gustado saber que el empezar el reto haya animado a otros a leer más, como es el caso más cercano de familiare.

O también algunos nos habéis etiquetado en las redes diciéndonos que habíais completado el reto, lo que me ha hecho mucha ilusión.

Así que después de esto ¿cómo podría decir que es un fracaso?

Si has llegado hasta aquí leyendo espero que el artículo os haya sido interesante, y si tenéis alguna recomendación de lectura ¡soy toda oídos! (u ojos, bueno).

Suscríbete a nuestro boletín para recibir nuestras novedades en tu buzón. No somos muy pesadas ¡prometido!

También te recomendamos

Dejar un comentario

* Al usar este formulario estás permitiendo el almacenamiento y gestión de tus datos por este blog.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 comentarios

Sònia 7 marzo, 2018 - 13:28

Super interesante!!! Este año también es mi tercer año… los otros dos tampoco lo conseguí pero me llegué a 50!!! plas, plas, plas… autoaplauso!!! jajajaja
Leer es adictivo.
Gracias!

Responde
Sònia 7 marzo, 2018 - 13:29

Ah! Y apuntarse a algun club de lectura de la biblioteca, librería… también ayuda!

Responde
pmarcel 16 marzo, 2018 - 18:24

Gracias Vero!Un beso

Responde
Rosana 9 abril, 2018 - 21:31

Hola! Bueno, yo diría que 31 libros en un año está muy bien!!! Yo este año he leído 32 y estoy encantada! No aspiro a más porque me es imposible. Tengo demasiados hobbies como para dedicarme solo a la lectura (que me chifla). Yo quería leer el “Cuento de la criada” pero eso que has dicho de que te ha dejado frito el cerebro me ha anonadado. En qué sentido?? No es bueno? Es denso?
Me han gustado tus recomendaciones aunque no creo que las siga, ja, ja, ja.
Besos

Responde

En este blog usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Esperamos que estés de acuerdo, si no ¡esperamos volver a verte pronto! ¡Si, todo OK!