Inicio DECO Cómo escoger una buena silla de oficina

Cómo escoger una buena silla de oficina

por Noelia

¿Trabajas en remoto desde casa? En este artículo te contamos algunos aspectos a tener en cuenta para escoger una buena silla de oficina.

El primer consejo y el más básico que puedo darte es que jamás compres una silla que te resulte incómoda, aunque creas que la necesitas solo para una tiempo breve o es para cosas puntuales.

A veces nos dejamos llevar por modas y tendencias de decoración y pensamos que una silla de oficina clásica puede romper la estética de nuestra casa.

Pero las sillas de oficina son un factor muy importante a la hora de cuidar nuestra salud, más de lo que puede parecer a simple vista.

Evita dolores en la zona lumbar, cuello y espalda así como contracturas y problemas a largo plazo por malas posturas. Por eso es tan importante encontrar la adecuada.

¿Qué aspectos hay que tener en cuenta para escoger una buena silla de oficina?

Pero hay otros factores que van más allá de la comodidad de una silla y que cuidan otros aspectos que son importantes cuando se van a pasar muchas horas en ella.

Los repasamos a continuación.

1) Que sea una silla totalmente ajustable

Para que la silla se acomode perfectamente a tus necesidades debes escoger un modelo en el que todos los accesorios sean ajustables. Comprueba que:

  • El reposa-cabezas pueda moverse tanto de forma horizontal como vertical.
  • Los reposabrazos tengan varias posiciones, y te permitan comodidad si apoyas el antebrazo completo independientemente de tu altura o forma física.
  • Hay modelos que permiten regular también la inclinación del asiento, pero salvo necesidad especial este factor es más secundario.

2) Que la altura e inclinación de la silla sea regulable.

Prácticamente todas las sillas pensadas para oficina o teletrabajo tienen esta opción: te permiten tanto subir o bajar la altura y ajustar la inclinación del respaldo.

La mejor postura para tu salud es tener la espalda recta en un ángulo de 90 grados -con la zona lumbar bien apoyada – y piernas y muslos en posición también de 90 grados o un poco más.

Para respetar esta postura y evitar que tu espalda sufra, puedes tener otros accesorios complementarios como:

  • Un soporte para la pantalla que la eleve a la altura de los ojos
  • Reposa pies para que las plantas de los pies queden bien apoyados y evitar contracturas.
  • Una almohadilla para apoyar las muñecas al escribir en el teclado.

3) El soporte lumbar es clave

Si la silla es para momentos puntuales, o para simplemente hacer los deberes y la persona es joven quizás este punto no sea tan importante.

Pero si se va a utilizar para trabajar muchas horas es uno de los factores clave.

Es importante que nuestra zona lumbar esté lo más protegida posible, que pueda apoyarse correctamente y tenga forma ergonómica para mayor comodidad.

4) Escoger una silla de oficina que sea adecuada a nuestra altura.

Si tu altura está dentro de la media la mayor parte de las sillas te irán perfecto si tienes en cuenta los puntos que comentamos anteriormente en el artículo.

Pero si eres una persona muy alta o baja puede que una silla estándar no se ajuste a tus necesidades y es importante que tengas en cuenta mirar en las especificaciones de la silla cuál es la que mejor te encaja.

También te recomendamos

Dejar un comentario

* Al usar este formulario estás permitiendo el almacenamiento y gestión de tus datos por este blog.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En este blog usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Esperamos que estés de acuerdo, si no ¡esperamos volver a verte pronto! ¡Si, todo OK!