Inicio Personal Deco / Cómo preparar tu casa para vender o alquilar

Deco / Cómo preparar tu casa para vender o alquilar

por Noelia
0 comentario

Aunque desde el cariño que le tenemos a la que ha sido nuestra casa por cierto tiempo, sobre todo si has estado cómoda en ella o está llena de micro-recuerdos, le veamos todo ventajas lo cierto es que es muy diferente nuestra visión subjetiva a la que puede tener una persona recién llegada que está buscando su próximo piso o casa.

Habrá quien sea capaz de ver más allá de la decoración o la distribución que tienes e imaginar todo el potencial de tu casa, pero son los menos. La mayoría necesitará un pequeño empujón para imaginarse viviendo en ella y ya sabes lo que dicen de las primeras impresiones, que son las que cuentan.

Conseguir esto es fácil con pequeños ajustes y casi sin presupuesto. ¡Te lo contamos en el post!

Existe un término para definir este proceso, el Home staging, que a grandes rasgos es una técnica a través de la que haces tu casa más atractiva a tu posible inquilino o comprador usando elementos neutros con los que pueda sentirse identificado. Es como marketing aplicado a tu casa, o un hacer un KonMari -¿hay alguien que todavía no conozca el método de Marie Kondo? – con el objetivo de limpiar y organizar para vender.

5 cosas que puedes hacer para vender o alquilar más fácil

A continuación os contamos algunos tips para poder dar a tu casa un nuevo aire, mucho más atractiva a cualquier perfil de comprador o inquilino, y todo ello sin apenas inversión.

Anticipa la mudanza.

Como paso previo a todos los siguientes es empaquetar y etiquetar todo lo que vayas a utilizar en tu nueva casa . Las mudanzas pueden ser un proceso estresante, por lo que liberar tu mente de esa presión te ayudará a enfrentarte a las tareas de reordenar, limpiar y simplificar la casa con una mentalidad más relajada.

Puedes aprovechar y planificar el presupuesto mudanza y destinar los ingresos extra de cosas que vendas de segunda mano a cubrir ese gasto, o dejar en depósito mientras haces el proceso de mudanza todos tus muebles y pertenencias en los días entre que preparas el piso a vender y donde vivirás.

Deshazte de objetos (demasiado) personales.

Probablemente ya hayas guardado todos esos objetos en el paso anterior, pero si aún estás en las primeras fases de la venta y no tienes mudanza a la vista, entonces guarda todo aquello que sea demasiado personal en un sitio que no esté tan a la vista.

Sí, se que te encantan ¡por eso los tienes! Pero la clave como os comentábamos al principio del post es que se lleguen a identificar con el espacio, sea quien sea quien visite la casa. Deja todo aquello que sea neutro. Para conseguir esto puede ser un gran aliado inspirarse en el estilo nórdico o industrial, sustituir fotos familiares por láminas imprimibles, y estarás consiguiendo hacer tu espacio más moderno.

Menos es más

El minimalismo es tu aliado a la hora de vender o alquilar, ya que el espacio entre muebles y espacios poco recargados dan sensación de más espacio y notarás como las habitaciones más pequeñas de la casa parecen más grandes. En esa línea os contamos en su día algunos trucos para hacer los baños pequeños “más grandes”.

Si quedarán pocos muebles en la casa o prácticamente ninguno repártelos por las distintas habitaciones acompañándolos por unos pocos accesorios que puedas comprar y así el futuro comprador podrá hacer una imagen mental de las dimensiones de la habitación.

Colores neutros en paredes y complementos.

Los blancos, grises, beiges u ocres en paredes y en los complementos conseguirán tres propósitos: despersonalizar la casa como ya vimos en el punto anterior, potenciar la iluminación natural de la casa si la visitan de día y dar un aspecto de simplicidad y modernidad.

No hace falta hacer grandes desembolsos, podéis encontrar muebles muy sencillos y vistosos en colores neutros en el gigante sueco y que quedan muy resultones.

Buena iluminación.

Si la casa tiene luz natural tienes prácticamente todo el camino recorrido, hay que aprovecharla al máximo jugando con los estores o colores claros en la pared – como os comentamos en el punto anterior- . En los meses que esa luz se reduce es importante que la casa siga bien iluminada para cuando la visiten.

Invierte si no tienes ninguna en una lámpara que de buena luz de ambiente o unas bombillas led y así conseguirás sacar el potencial a todos los elementos anteriores ya que ¿de qué sirve ir hacia el neutro si cuando encendemos la luz está en semi-penumbra?

¡Hasta aquí nuestros consejos! Esperamos que estos pequeños trucos os ayuden a sacar el máximo potencial a vuestra vivienda en vuestra fase de buscar inquilino o comprador.

[Total:0    Promedio:0/5]
0 comentario

También te recomendamos

Dejar un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En este blog usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Esperamos que estés de acuerdo, si no ¡esperamos volver a verte pronto! ¡Si, todo OK!

Shares