¿Buscas dar un nuevo aire a la habitación de tu peque?

Esa habitación será la que más transformaciones sufra durante los próximos años, ya que tiene que adaptarse a las necesidades de cada una de sus etapas. Es por eso que lo ideal es invertir en espacios, elementos decorativos y muebles que también se adapten.

Si estás buscando ideas para decorar una habitación para un bebé en este artículo te contamos algunas.

Pero si en tu caso es hora de dejar esa etapa atrás y hacer algunos cambios te cuento diez ideas que me han funcionado adaptando una habitación infantil desde los 2 a los 10 años.

Ideas para decorar una habitación infantil y adaptarla a cada edad

La clave está en invertir en elementos que se pueden reutilizar, reubicar o sustituir fácilmente sin necesidad de comenzar de cero cada vez que el peque alcanza una nueva etapa.

¿De qué etapas hablamos?

Cuando decoras para un bebé o recién nacido la habitación es bonita pero funcional – cuna, cambiador, sillón de lactancia-… pero a partir de los dos años el peque empieza a necesitar un espacio seguro de juego, a tener sus gustos personales que se irán afianzando con el paso del tiempo hasta que llega la entrada en Primaria, otro punto clave.

¿Cómo adaptarse a esos cambios con un presupuesto asequible?

Decora la pared con vinilos

Antes de que te des cuenta dejarán atrás la etapa de la decoración de bebé para empezar a tener sus personajes, animales o temáticas favoritas y la habitación será un reflejo de ellos.

Aunque el papel pintado queda muy bonito, y me encanta para cualquier estancia de la casa, lo más útil aquí es tener un color liso en la pared y complementarlo con vinilos.

De esta forma, a medida que cambian sus gustos también puedes reemplazar fácilmente estos vinilos y dar un aire renovado a la habitación.

Puedes encontrar de todas las temáticas, formas y tamaños en tiendas como Goodvinilos.

Mi recomendación es usar vinilos grandes y en puntos clave para no recargar excesivamente. O si lo combinas con alguno de los otros puntos que comento a continuación, utiliza pequeños vinilos que den toques divertidos a algunas zonas de la estancia.

Invierte en muebles convertibles

Aunque la inversión es quizás mayor con respecto a otras opciones en un primer momento lo compensan rápidamente, ya que no tienes que comprar nuevos muebles cuando se va haciendo mayor sino reconvertir los que tienes.

Si escoges colores neutros como blanco o tono madera quedarán perfectos con cualquier cambio que hagas en la decoración.

En nuestro caso compramos antes de nacer una cuna con cambiador que cuando dejó de dormir en ella se convirtió en cama de 90, zapatera y mini escritorio. Aún a día de hoy sigue siendo su cama.

Añade una zona con pintura de pizarra o magnética

La pizarra magnética fue uno de mis primeros proyectos DIY para la habitación de la peque y nunca me he arrepentido. Lo mejor: ¡ no ocupa espacio!

Ideal para pegar letras magnéticas, decorar con sus dibujos, pintar si es una pizarra… pasarán horas de diversión y se adapta perfecto a todas las edades.

Un rincón de lectura

No podía dejar de recomendarte poner un rincón de lectura, sobre todo en las primeras etapas. Incluso si aún no ha aprendido a leer, o precisamente en ese momento.

Poner sus libros favoritos a la vista y al alcance de sus manitas, que explore sus ilustraciones o que leáis juntas un poquito todas las noches hará este rincón uno de sus favoritos.

En esta entrada te contamos algunos de nuestros consejos para montarla.

Renueva los textiles

Si has establecido -por llamarlo de alguna manera- una base de decoración neutra y que es fácil de adaptar, entonces habrá etapas en las que sólo con renovar los textiles de la habitación servirá.

En el cambio hacia Primaria, cuando ya empiezan a gustarles cosas más concretas y personajes, cambiar los textiles como las fundas del nórdico, alfombra o cojines harán que parezca una nueva habitación e ideal para su edad.

Láminas decorativas o decorar con bastidores

En la línea del último punto hay elementos de decoración que se renuevan fácilmente y a coste prácticamente cero en ambos casos.

El primero de ellos es invertir en marcos de colores neutros de diferentes tamaños y poner láminas o ilustraciones. Pueden llenarlas con tus ilustradores favoritos o bien con láminas imprimibles gratuitas.

Otra opción DIY es decorar con bastidores de madera, muy resultón y donde puedes ir cambiando su interior en función de sus gustos. En esta entrada te cuento varias ideas para decorar con bastidores.

¡Quiero saber tu opinión!

¿Qué te han parecido nuestras ideas?

¡Envíanos tus comentarios!

Si te ha gustado el post y crees que a alguién más le puede interesar, compártelo en tus redes sociales.

[Total:1    Promedio:5/5]
Mostrar comentariosClose Comments

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.