Home Inspiración Limpieza de primavera: un punto y aparte
minimalismo

Limpieza de primavera: un punto y aparte

written by Noelia 10 marzo, 2017

Esta primavera hará tres años que me propuse simplificar mi casa, así que podría decirse que llevo de limpieza de primavera mucho, mucho tiempo. En inglés hay un verbo que lo define perfectamente, declutter, y aunque puede traducirse por ordenar va un paso más allá y viene a ser algo así como eliminar lo superfluo, deshacer algo que está muy liado y caótico y devolverlo a un estado mucho más simple.

Así que hoy no voy a hablaros simplemente de limpiar la casa sino de LIMPIAR (así, con mayúsculas), muy en la línea de la tendencia de libros sobre ordenar como Marie Kondo y otras corrientes como el  minimalismo y de cómo he vivido yo ese proceso en el que aún estoy inmersa aunque ya veo la luz al final del túnel.

Este es un post 100% personal, así que es totalmente subjetivo – y muy largo- y el primero de una serie que dedicaremos a este tema. ¡Espero que os sea interesante!

Limpieza de primavera: un punto y aparte

El triunfo de los libros sobre métodos de limpieza y cómo ordenar la casa me hace pensar que muchas personas se encuentran en la primera fase del proceso, en ese momento revelador en el que te das cuenta de que necesitas un cambio, y quizás tú seas una de las que quiere intentarlo esta primavera (o en cualquier otra época del año).

Mi momento de revelación fue hace tres años, no recuerdo exactamente cual fue el detonante pero de repente sentí que mi casa era más un almacén de todas las cosas que habíamos acumulado durante años que un reflejo de nuestra personalidad y nuestros gustos. Nuestra casa no nos representaba: había adornos, libros, ropa y cachivaches que no nos gustaban o no nos servían o ya no se usaban. Mientras que a Leia y a Moi no les importaba, para mi era un runrún constante en mi cabeza.

No os voy a engañar: hacer una limpieza de este tipo es agotador, física y mentalmente. Si lo habéis intentado en serio alguna vez estoy segura de que estaréis de acuerdo conmigo, sobre todo si el proyecto es una casa entera. No os podéis imaginar todo lo que cabe en una casa y que ni siquiera está a plena vista.

Desde que empecé he tirado decenas de bolsas de basura; he vendido, donado y regalado a familiares y amigos más de seiscientas cosas (número literal) y ¿sabéis qué? aún no he echado en falta ninguna. Echando la vista atrás parece increíble esos números, pero aún tengo zonas en casa en las que no me he metido a fondo. Probablemente desde uno de los armarios empotrados que tengo se llegue a Narnia.

Ahora que puedo decir que está al 85-90%, aún no está tal y como quisiera pero a veces me sorprendo vagando con la mirada por el salón u otras habitaciones y lo que veo me gusta mucho, así que en mi caso ha sido una experiencia muy positiva.

Limpieza de primavera: un punto y aparte. Imagen: IKEA.

Limpieza de primavera ¿por dónde empezar? 10 tips.

Aunque este primer post funciona a modo de introducción de la serie si quieres ponerte ya manos a la obra, te comento 10 tips rápidos fruto de mi experiencia.

  1. Comienza ordenando algo sencillo, que no tenga una carga emocional, y que sea rápido, como el cajón de tu mesa de escritorio o un par de estanterías de la cocina.
  2. Organízate y establece objetivos tanto si quieres hacer un repaso a la casa entera o será una sola habitación. Márcate fases o etapas y así al terminar cada una de ellas supondrá una inyección de motivación. Por ejemplo: una sesión para una de las zonas del armario, una sesión para cierta estantería…
  3. Abraza el desorden. Es inevitable que haya más caos antes de que llegue el orden. Hay momentos de duda, en que te preguntas cómo has podido meterte en este lío, pero si ves el desorden como una parte del proceso se acabarán los agobios innecesarios.
  4. Mantén siempre una habitación o estancia ordenada. Si estás ordenando un armario o la habitación de los peques, o una librería probablemente no termines en una sola sesión. Las cosas que destines a vender, a donar o a regalar pueden estar algunos días en bolsas mientras les buscas una salida, así que mi consejo es que mantengas una o dos habitaciones siempre ordenadas, sin bolsas ni demás, para saber que es un caos temporal y controlado. A mí al menos me ha ayudado a no perder la cordura.
  5. Establece un método que a ti personalmente te funcione. Hablaré sobre ello en el próximo post, pero visualizar de la forma más exacta posible cómo quieres que quede la casa al terminar te ayudará a encontrar el equilibrio perfecto a la hora de ordenar, limpiar y simplificar.
  6. No es una contrarreloj sino una carrera de fondo. No hay una fecha límite para terminar tu limpieza, ni tendrás una penalización por interrumpir el proceso alguna vez. Hay épocas de estrés o momentos en los que sólo apetece descansar después de días duros así que empezar un proyecto de limpieza cuando se está desganado solo produce frustración.
  7. Si al empezar la limpieza te cuesta deshacerte de cosas pregúntate: ¿Hace más de un año que no uso esto? Y deshazte todo lo que cumpla esa premisa. La primera vez tiras las cosas tímidamente pero cuando vuelves a mirar unas semanas después estás preparada para tirar más cosas aún, así hasta que llegas al punto en el que lo miras y sabes que está perfecto y sólo queda mantenerlo.
  8. Las cosas que tienes en casa de las que quieras deshacerte pueden seguir varios caminos: ir a la basura, donarse o regalarse a amigos y familiares, reciclarse, venderse o almacenarse en otro sitio como trastero si sabemos que lo usaremos en el futuro. Si preparas bolsas o cajas para cada uno de los destinos te será más fácil clasificar al limpiar y serás más eficiente al sacar las cosas de casa.
  9. El que tu hayas tenido esta revelación no significa que si vives con otros en casa ellos también la tengan. Quizás incluso les encante acumular cosas porque son coleccionistas, cinéfilos o haya peques en casa. No seas como el Quijote contra los molinos de viento en las primeras fases, concéntrate en lo que está en tu mano y lo más probable es que con el paso del tiempo y al ver los resultados ellos también compartan tu proyecto.
  10. Mientras avanzas en tu proyecto de limpieza dedica un tiempo de la semana a mantener los espacios que ya has completado, sobre todo si como yo, tu tendencia es el desorden.

¿Qué hacer con las cosas que sobran en casa?

Como os comentaba en los tips anteriores, a medida que vamos limpiando y ordenando iremos clasificando las cosas. Adelantándome un poco a la entrada de la próxima semana os diré que hay métodos en los que os hablan de tirarlo todo, pero a mí personalmente me resquemaba tirar cosas que otras personas pueden aprovechar o que se pueden reciclar. Quizás se tarde un poco más en el proceso que simplemente tirando pero creo que más que restar, suma.

El mercado de segunda mano es muy activo, hay cosas que literalmente vuelan y aunque no te harás rico sí que puedes utilizar ese dinero para cosas que realmente te gusten o para renovar algún electrodoméstico o redecorar o incluso como ayuda para hacer algún viaje o escapada.

A continuación os enumero una serie de recursos que yo he estado utilizando, si conocéis alguno más dejádmelo en los comentarios y lo añado :)

Limpieza de primavera: un punto y aparte

Dónde donar:

  • Para donar consolas y videojuegos que estén en buen estado de funcionamiento está la Fundación Juegaterapia, que lo hace llegar a niños hospitalizados enfermos de cáncer. Su labor es asombrosa, también remodelan los tejados de los hospitales y los convierten en jardines para que tengan un lugar donde pasear.
  • Para donar gafas graduadas que ya no uséis o gafas de sol podéis hacerlo por ejemplo en General Óptica.
  • Los libros que hayáis leído y que sabéis que no tendrán una re-lectura o que a vuestros peques no les han entusiasmado o han pasado a otra etapa y están en perfecto estado pueden encontrar a su lector ideal en las bibliotecas. Yo he donado libros a la biblioteca municipal de mi zona y siempre que no lleves un montón puedes acercarte y dejárselos sin más trámites y también en el colegio del peque estarán encantados de añadir nuevos volúmenes a la biblioteca escolar o de aula.
  • Los juguetes suele haber muchas operación juguetes a final de año, en épocas navideñas y es cuando suelo hacer una batida.
  • La ropa quizá sea la mas sencilla de donar en los contenedores de ONG,  en campañas de ONG locales o en tiendas como H&M y su campaña concious en donde por cada bolsa que lleves de ropa para donar dan un vale de 5 euros para gastar en la tienda.

Dónde vender:

  • Las apps que más he utilizado son Wallapop y Vibbo, ya que en ellas se puede vender prácticamente todo. Son muy parecidas en funcionamiento y uso, muy sencillas, pero os diré que en wallapop se suele vender mucho más rápido que en Vibbo pero tienes muchas más probabilidades de acabar en un bucle infinito de regateos y conseguirás un mejor precio en la segunda si tienes paciencia.
  • Como tienda específica para ropa y complementos podéis encontrar chicfy, pero os tendréis que currar mucho las fotografías de lo que queréis vender y todas las ventas se pagan a final de mes.

Uno de las cosas que más echan para atrás en temas de ventas online entre particulares son los gastos de envío y el transporte ya que si ahorras en un artículo también buscas que el envío no lo encarezca. Para encontrar la mejor opción os recomendamos packlink.es, un comparador de envíos en el que metéis las características del paquete a enviar y os muestran las mejores opciones.

  • Si dejamos el mundo online para hablar de tiendas de segunda mano, mi preferida es Cex para videojuegos, consolas, gadgets tecnológicos y películas. Podéis ver en su página web cuánto te dan por lo que quieres vender en efectivo o en intercambio ya que varía según la demanda o el tiempo que tenga. No puedes vender más de 20 cosas al día, eso sí, pero son transacciones rápidas.
    Las cosas de este tipo que sean medianamente novedosas os aconsejo usar wallapop y vibbo para conseguir un mejor precio, pero para accesorios antiguos y demás que es diícil encontrar un comprador es perfecto.
  • Las librerías de segunda mano empiezan a coger fuerza, y Re-read es una franquicia en donde podéis llevar directamente libros que tengáis o si tenéis más de cien en casa os los van a buscar. El precio fijo es de 0.20 euros por ejemplar, así que yo lo he usado para libros muy antiguos que no tienen cabida en las donaciones.
  • Otras tienda de más generalista es Cashconverters aunque no he ido demasiadas veces porque el precio es bastante bajo y son propensos al regateo, así que en ocasiones es preferible pasar el proceso de venderlo tu mismo. Sin embargo si prefieres las transacciones rápidas sin complicaciones y seguir avanzando en la limpieza es una buena opción.

Empezar una LIMPIEZA con mayúsculas puede ser una tarea abrumadora, titánica incluso, dependiendo de lo que querías ordenar, pero sin duda en mi caso está suponiendo un antes y un después en el sentido de que me ha ayudado a crear un hogar en el que estoy 100% cómoda y rodeada de cosas que realmente me gustan. Un espacio que me refleja.

Aunque no sea un tema del que normalmente hablemos en el blog espero que os haya sido interesante. ¡Gracias mil por leernos!

No dejes de leer

7 comments

Olga 10 marzo, 2017 at 15:16

Yo también quiero hacerlo!!!! Pero cuesta tanto …. Seguro que tu punto de vista me ayuda muchísimo. Muchas gracias!

Reply
Adriana 11 marzo, 2017 at 10:13

En esas ando yo también…solo veo una pequeña lucecita al final del túnel pero empiezo a tener resultados,así que supongo que voy por buen camino. Lo que más me ha llamado la atención es la cantidad de cosas que acumulamos y no somos conscientes, como la ropa…bolsas y más bolsas que he donado o regalado y aún tengo para aburrir. Deseando leer el próximo post y agradeciendo esta iniciativa. Y sabiendo que no estoy sola en este lío maratoniano. ??. Gracias.

Reply
lai - asi piensa una mama 12 marzo, 2017 at 19:34

yo también llevo un tiempo haciéndolo, primero con el armario de la ropa aprovechando el cambio de temporada, después el baño, los juguetes….y la verdad, tampoco hecho de menos nada por ahora.

Reply
Almudena 14 marzo, 2017 at 12:45

Me encanta estos post. Yo empecé el pasado septiembre a reorganizar los armarios y pase a la cocina y baño….y ahora estoy vendiendo los muebles de la entrada para reorganizarla. Me he dado cuenta que no es funcional y cuando la decoré no tenia problemas de espacio ni hijos….jaja.

Reply
Míriam 22 marzo, 2017 at 12:54

Yo visualizo posibles cambios en todas las habitaciones de mi casa: el color de las paredes, deshacerme de cosas, cambiar muebles…, porque algunos los compramos en nuestro anterior piso y no potencian la funcionalidad del espacio. Pero tengo dos retos: lo mío se mezcla con lo de mi marido, y mi marido es “coleccionista” (películas, videojuegos, novelas, revistas de cine, publicaciones de tema paranormal, cómics, figuritas, estatuillas, juguetes de colección, y más cómics, réplicas de cacharros de películas, folletos turísticos de las vacaciones, libros de viajes, tickets de cafetería, entradas de cine, cámaras de fotos y sus complementos, como cachivaches de photocall, estudios plegables, arneses para llevar la cámara…).
Con frecuencia me siento injusta y pienso que sólo me molesta su desorden porque el mío está dentro de mi cabeza y no me hace tropezar.
Pero es verdad que es reconfortante poner un objetivo, auqnue sea pequeño, y conseguirlo. Porque sé lo bien que sienta os envidio a las que lo llevais más avanzado que yo, y pienso seguir tus posts para coger ideas y fuerzas.

Reply
MARGARITA 22 marzo, 2017 at 21:04

Me he identificado y he empezado por ordenar primero en mi cabeza y luego manos a la obra. Porque si no me sumerjo en el caos. No quiero desacerme de esas cosas que son recuerdo pero si quiero ordenarlas. Es muy grato saber que hay mas personas que de algo aparentemente simple se crea un mundo

Reply
amanda 29 marzo, 2017 at 11:19

me gusta..
empiezo a pensar en ello… soy la reina del desorden y ahora tengo dos niños pequeños (!!!)

más que todo, con vistas a un futuro no muy lejano, .. el año que viene volveremos a nuestra casa después de una larga temporada en otra ciudad, allí hay que pensar en empezar de nuevo además como digo la familia ha crecido y habrá mucho que tirar y reorganizar…
no me perderé la serie de post que comienzas y desde ya me comprometo a hacer un trabajo a fondo!

Reply

Leave a Comment