Home Lecturas infantiles Cómo despertar el amor por la lectura en los peques
yo-matare-monstruos-por-ti-lyona

Cómo despertar el amor por la lectura en los peques

written by Noelia 18 enero, 2016

Este es un post 100% personal y subjetivo. Y muy largo.

Hacía meses que quería compartir una reflexión sobre los peques y la lectura al igual que hice en su día sobre despertar la creatividad; llevo mucho tiempo pensando que contar en el post  y sin embargo no pretendo ni de lejos sentar cátedra sobre qué es lo que hay que hacer o lo que no porque cada uno tiene su manera de educar y es tan válida o más como puede serlo la mía.

Lo cierto es que he meditado mucho sobre cómo llegué yo en su día a amar los libros y cómo podría transmitir eso a mi hija, que obstáculos encontré yo y como poder facilitar esas transiciones en Leia. No recuerdo bien cómo empecé a leer ni  a que edad lo hice, tampoco qué consiguió engancharme pero si recuerdo dos momentos especiales en mi vida de joven lectora, uno muy bueno y otro no tanto.

El primero ocurrió en casa, era un día que no tenía ningún libro para leer y me acerqué a mi padre y le dije algo así como que estaba aburrida y ya había releído muchos de mis libros así que él me dijo que cogiera uno de su biblioteca. Os reiréis pero para mí fue supuso un impacto porque ¡podía leer libros de adultos! Aquella biblioteca era como un santuario y yo podía escoger y leer el que quisiera. Mi padre tenía una biblioteca consagrada a la ciencia ficción y escogí uno de Asimov y ese autor marcó todas mis lecturas posteriores y aún hoy es uno de mis favoritos.

El segundo momento ocurrió en clase y casi acaba con mis ganas de leer. Curiosamente fue en clase de Literatura ya que el profesor “por castigo” (palabras textuales del profesor) nos hizo leer una obra clásica cada semana bien de teatro, bien de novela. Siento deciros que aborrecía cada página de aquellos libros, todas las actividades que ponía post-lectura, que entraran a examen. Fue la época – a excepción de cuando nació Leia- que menos he leído de toda mi vida porque leía para quitármelos de encima y tarde muchos meses en coger un libro para leer por gusto.

En estas dos experiencias propias se basan muchos de los puntos de los que voy a hablar que por otra parte no se alejan en ningún momento del sentido común y que tampoco es necesario hacer todas a la vez sino que hay una base y después momentos puntuales donde se puede reforzar.

Tener un rincón de lectura o libros accesibles.

Desde que nació Leia tenía entre ceja y ceja conseguir un rincón de lectura para que ella pudiera tener sus libros. Hace un par de años publiqué un post de inspiración con los elementos para poder hacer uno en casa pero no lo hice realidad hasta hace menos de un año.

Para los más pequeños tener los libros a su altura, que ellos puedan verlos y tener un lugar donde “leerlos” puede animarles a coger los libros con más frecuencia que si los tenemos apartados en otro lugar. Y pongo “leerlos” porque incluso antes de que entren en la fase de saber leer pueden disfrutar con libros de texturas, con ilustraciones y otros cuentos indicados para su edad y sentar las bases para fases posteriores.

Lo que suelo hacer normalmente es rotar los libros que tiene en la estantería inferior, cada dos semanas, o si traemos libros de la biblioteca municipal o del colegio los pongo en esa balda y así no siempre lee los mismos.

Cómo despertar el amor por la lectura en los peques

El rincón de Leia está en su habitación aunque tenemos otros libros a su altura en el salón también y como veis es muy sencillo y funcional: estanterías de IKEA (descontinuadas) /mecedora de Tubebebox / cojín de Emo Díaz (descontinuado)/ alfombra de IKEA.

La importancia de la lectura compartida.

Sentarnos con ellos un poco todos los días ya que los cuentos suelen ser cortos y leerlos, enseñarles las ilustraciones, si son libros con ventanitas es un método perfecto para comenzar a destacar los libros como fuente de aprendizaje, asociarlo a algo positivo y como forma de entretenimiento a través de las historias.

Cuando son bebés o hasta los 4-5 años la lectura compartida es la única opción así que no le damos muchas vueltas al tema, pero cuando ellos empiezan a hacer sus primeros pinitos leyendo pero aún no tienen comprensión lectora ya que se esfuerzan tanto por descifrar las palabras que no se fijan en lo que están leyendo es una etapa muy sensible en la que la lectura compartida sigue siendo igual o más importante que en la fase prelectora.

En esta fase es importante no decir “si no lees mejor ésta historia que te pierdes” o “este libro esta genial pero como no sabes leer bien…“. Castigar al peque sin un buen cuento o un buen libro no es la solución a mi modo de entender, lo mejor es sentarse con él y decir éste párrafo lo leo yo y éste tu y así él practica y a la vez comparte un momento con nosotros y hay una transición suave y natural hasta que se haga un lector autónomo.

También es un buen momento para iniciarse en la lectura de libros por capítulos, con libros como por ejemplo del autor Roal Dahl, El pequeño vampiro o alguno que tengamos guardado / recordemos de cuando teníamos esa edad.

Cómo despertar el amor por la lectura en los peques

No imponer lecturas y dejarles escoger.

Cuando son bebés o de edades más pequeñas nosotros escogemos sus lecturas, no hay mucha más opción.

Cuando empiezan a ser mayores, incluso en la fase prelectora, ellos empiezan a tener sus preferencias. Quizás quiera “leer” libros de animales, de dinosaurios, quizás le llame la atención los libros de monstruos, quizás quieran releer el mismo libro hasta el infinito… y deberíamos dejarles escoger en función de sus gustos. Hay que dejar, por decirlo de alguna manera, que la lectura fluya y no sea algo impuesto.

En esta línea recuerdo hace un año o así que Leia no paraba de pedirme el libro de Eric Carle de La oruga glotona y yo era muy reacia a comprárselo porque en mi mente razonaba que era un libro que justo terminaba la edad recomendada en la edad que tenía Leia en ese momento. Después lo pensé y entendí que no tenía ningún sentido estar intentando que disfrutara de la lectura y negarle un libro al que le tenía tantas ganas. Así que lo incluyó en su lista de regalos de las Navidades pasadas y aún hoy sigue leyéndolo.

Lo que aprendí de ese momento es que hay que dejarles comprar o leer los libros que les gustan aunque sean de edades inferiores y también posteriores de la fijada por el editor. Recuerdo cuando era pequeña y me decía a mi misma “Uhhhh estoy leyendo un libro de la serie naranja en vez de la azul“. Ahora me entra la risa recordándolo, pero si con el tiempo los peques maduran como lectores probablemente también lleguen a ese momento.

Cómo despertar el amor por la lectura en los peques

En este punto también me gustaría reflexionar sobre el hecho de que no todas las lecturas que damos a los peques tienen que ser moralejas, aprendizaje, meditación sobre una determinada cosa. A veces los libros también son para entretenerse. Los lectores adultos no siempre estamos de humor para leer un clásico literario o un escritor maldito y nos apetecen lecturas ligeras que simplemente nos entretengan (o al menos a mí me pasa)… si lo extrapolamos a los peques hay veces que leer sólo por diversión o utilizar los libros para algo divertido puede ser un cambio positivo. En este sentido están las lecturas / libros de los que ya os hablamos en su día: Soy un Artista de Marta Altés o Garabatos de Liniers.

Por último está la importancia de la variedad. Habrá libros que les gusten mucho y quieran releerlos pero es importante renovar las lecturas cada poco tiempo para que mantengan vivo el interés. Si no queremos hacer inversión están las bibliotecas municipales que son gratuitas y puedes llevarte un máximo de cuatro ejemplares para leer en 15 días en la sección infantil y crear así una rutina.

Siguiendo esta pauta de no imponer nosotras cuando vamos yo escojo uno de los libros y ella el resto, así si quiero leer algún libro que he visto por internet que puede ser interesante o que me ha llamado la atención lo traigo a casa. De esta manera leímos El Grúfalo o El monstruo de colores y ambos fueron un acierto.

¿Significa todo esto que nosotros no tenemos nada que decir en sus lecturas? No, para eso existe el siguiente punto.

Cómo despertar el amor por la lectura en los peques

Un libro SIEMPRE es un buen regalo.

No me voy a extender demasiado en este punto, pero no hay nada más claro para que el peque se de cuenta de que un libro es algo valioso como que se incluya un libro o dos en sus regalos de cumpleaños, en las Navidades o simplemente porque sí durante el año.

Mostrar emoción y reforzar positivamente cuando alguien nos regala libros frente a juguetes es mandar el mensaje de que los libros no son regalos de segunda categoría y uno puede disfrutar con el tanto o más que con un juguete (y probablemente sea más duradero). Así que esta es una manera muy sencilla de reforzar y potenciar el amor por la lectura y podemos involucrar a otros miembros de la familia para que también incluyan un libro como regalo.

Cómo despertar el amor por la lectura en los peques

Disfrutar de la cultura que rodea el mundo del libro.

Es muy fácil que durante el año o quizás incluso todos los meses haya en tu ciudad o en tu barrio actividades relacionadas con la lectura que pueden dar un enfoque diferente y potenciar fácilmente el interés del peque por los libros: cuentacuentos, ferias de libros, talleres…

Aquí en Gijón en las bibliotecas municipales hay cuentacuentos gratuitos todos los meses y hacen una lectura y manualidades relacionadas con el libro escogido; también hay talleres gratuitos cuando hay ferias de libros infantiles y se acercan autoras a presentar sus libros con actividades chulísimas  y de esta manera se divierten a la vez que leen y son perfectas para cuando nosotros no tenemos todo el tiempo disponible para sentarnos tranquilamente con ellos o para que sea diferente a lo que solemos hacer en casa.

Las ferias de libros son una oportunidad perfecta para que ellos paseen, vean libros y se lleven uno nuevo a casa para su biblioteca o de vez en cuando pasar por vuestra librería favorita a ver que nuevos libros tienen.

– – –

Como veis, ya resumiendo, todo son pequeños gestos que van poniendo la base y los cimientos para que los peques se conviertan en lectores y que la lectura sea una parte importante de su formación y su ocio y muchas de ellas por no decir todas son para hacerlas de manera fluida, de un acercamiento natural a la lectura y poco a poco.

Este es un trabajo de largo alcance y habrá épocas en las que veamos que el peque no está tan dispuesto como otras, se trata de no forzar y no presionar y siempre asociarlo a algo positivo.

Si habéis llegado hasta aquí espero que os haya gustado el post aunque no sea lo habitual en el blog y entenderlo como una meditación personal y no como verdades impepinables que hay que hacer sí o sí :)

¡Que tengáis muy buen comienzo de semana!

No dejes de leer

6 comments

Florencia 18 enero, 2016 at 18:11

Me encantó tu post y comparto todos los puntos. El año que pasó fue el que mi hija aprendió a leer de manera casi autodidacta y la verdad que ha sido un enorme placer verla transitar ese descubrimiento. Desde bebé que pusimos a su alcance libros de tela por recomendación de la pediatra. Y le hemos regalado muchísimos ejemplares. Además ella adora los que son de colección, como por ejemplo en Argentina venden revistas infantiles mensuales que vienen con un librito coleccionable. Y no se cansa de releerlos.
También está bueno lo de regalar libros. El año pasado regalé el de Garabatos, luego de leer tu recomendación.
Creo que si en la familia los padres leen eso inspira también al niño, aunque en mi caso me inicié muy pequeña en la lectura, con ejemplares de la biblioteca, porque mis papás no tienen el hábito de leer

Reply
Mi Lado Oscuro Makeup 19 enero, 2016 at 11:36

Me siento treméndamente identificada!
En cuanto supe que iba a ser mamá y preparamos la habitación de la peque elegí un estante, el más bajo de todos, para sus libros (y los míos de cuando era niña, que he rescatado para dárselos a ella). Desde que es capaz de ponerse de pié los tiene a su alcance. En casa los Reyes siempre traen uno o dos libros, y si pasamos por una librería nos damos el capricho por que nosotras lo valemos =D
Desde niña he sido “consumidora” de libros, nadie sabe por qué pero a mi me gustaban mientras que mi primo hermano, con el que me crié, nunca quiso ni verlos. Y desde mi adolescencia me autorregalo uno el día de mi cumpleaños, ahora esa tradición pasará a mi niña, y espero que en su segundo cumpleaños elija su autorregalo ^^

Reply
Imagina Valentina 25 enero, 2016 at 14:44

Estoy completamente de acuerdo con lo que dices en este post, estoy empezando a llevar a la practica una idea que me ronda desde hace mucho tiempo que es crear mi propio blog y busco otros que se muevan en la misma linea que el mio, el DIY, el ocupar la mente para despejarla y entonces me he encontrado con el tuyo y con este post…A lo que voy… he leido esto y en los tiempos que estamos, en los que la tecnologia lo es todo, me parece maravilloso que todavia hayan personas que ese esfuercen por inculcar a sus hijos la cultura de leer y las formas de hacerlo que indicas me parecen sencillamente perfectas y acertadas. Aun no tengo niños pero pretendo tenerlos y cuando pienso en como los educare esto lo tengo super claro, quiero que mis hijos lean, vean el mundo detras del papel y no de una pantalla y aplicare algunos de los consejos que das sin asomo de duda…Gracias por compartirlos…empiezo a seguirte a partir de ya!

Reply
yyoconestasbarbas 26 enero, 2016 at 8:33

¡Maravilloso post! Has hecho muy bien en ir madurándolo, porque está muy bien desarrollado. Y lo comparto totalmente. Yo recuerdo algunas de mis primeras lecturas, y son libros que he recomprado de mayor, por el placer de releerlos, y por supuesto, de ofrecérselos a mi pequeña cuando llegue su momento, dentro de algunos años.

Reply
Mi Ángel Marta 2 febrero, 2016 at 23:59

Precioso post… Por supuesto que lo llevaré a la práctica. Me ha encantado…
http://miangelmarta.blogspot.com.es

Reply
Bruni soares 27 febrero, 2016 at 0:07

Hola chicas estoy participando en juegocadenadecuentos, una iniciativa para fomentar la lectura entre los niños. Si se hace bien y se respetan las normas y los plazos, tú envías un libro y recibes 36. Os pongo un enlace del grupo donde se explica todo y se puede ver como le van llegando a los niños sus libros. Si alguien quiere apuntarse que me pregunte o mencione.
Animaros!! Que no paran de llegar libros!!! Entrad y comprobad con vuestros ojos. https://m.facebook.com/groups/779913748808800?view=permalink&id=791484237651751

Reply

Leave a Comment